¿Es tu Hijo Caprichoso con la Comida?

16.02.2021


¿Te preocupa que tu hijo tenga una dieta muy restringida? ¿Sospechas que tiene algún problema con la comida? Contesta a las siguientes preguntas y sal de dudas.


1. ¿Tienes dificultades para introducir nuevos alimentos en la dieta de tu hijo?


  • Sí, la mayoría de las veces se niega a probar nuevos alimentos.
  • No mucho. Normalmente no quiere probarlos la primera vez, pero lo hace después de que se los presente varias veces.
  • No, normalmente está dispuesto a probar nuevos alimentos con facilidad.


2. ¿Tu hijo come menos de 20 alimentos?


  • No, mi hijo come unos 20 alimentos diferentes o más.


3. ¿Tu hijo se niega a comer categorías enteras de alimentos, texturas o grupos de alimentos?


 Por ejemplo, no quiere comer nada verde, pescado, o alimentos con grumos.

  • Sí, rechaza más de un grupo de alimentos y sólo le gustan algunas texturas.
  • No, come al menos 1 alimento de la mayoría o de todos los grupos de alimentos y texturas.


4. ¿Tu hijo llora, se enfada o grita cuando le introduces un nuevo alimento?


  • Sí, la mayoría de las veces reacciona emocionalmente cuando le introduzco un nuevo alimento.
  • No, normalmente tolera bien estar delante de un alimento nuevo.


5. ¿Has podido añadir nuevos alimentos a los "gustos" de tu hijo en los últimos 3 meses?


  • Sí, una buena cantidad.
  • Sí, entre 1 y 5 alimentos.
  • Ninguno.
  • No, incluso ha dejado de comer varios.


6. ¿Tu hijo suele comer alimentos totalmente diferentes a los del resto de la familia?


  • Sí.
  • Sí, aunque no siempre.
  • No, normalmente suele encontrar algo para comer que forma parte de la comida, aunque no siempre come todo lo que se le ofrece.
  • No, nunca.


7. ¿Tu pediatra ha expresado preocupación por que tu hijo no esté ganando suficiente peso?


  • Sí.
  • No.


Si has respondido afirmativamente a 4 o más preguntas, se puede considerar que las tendencias de alimnetación de tu hijo son demasiado restringidas y podrían resultar problemáticas.



Déjame ayudarte a apoyar el crecimiento natural y el peso de tu hijo/a, a introducir nuevos alimentos y a hacer que el ambiente en las comidas sea más agradable para toda la familia.