Comida Procesada ¿Es toda Perjudicial para tu Salud?

02.02.2021


Las guías de alimentación saludable nos dicen que debemos limitar los alimentos procesados ya que suelen tener muchas calorías, grasas o azúcares, y son nutricionalmente pobres, pero ¿qué es exactamente un alimento procesado? ¿Y son todos los alimentos procesados malos para tu salud?

El sistema de clasificación usado para diferenciar los alimentos procesados en función su grado de procesamiento industrial se denomina NOVA. Este sistema fue desarrollado por un panel internacional de científicos e investigadores de la alimentación, y divide a los alimentos en cuatro categorías:


1. Alimentos no procesados o mínimamente procesados

Se trata de alimentos naturales, completos e integrales, como frutas, verduras, cereales, legumbres, pescado, carnes, huevos y leche. Estos deberían constituir la base de tu dieta.


2. Ingredientes culinarios procesados

Son los alimentos que hacen que la comida de la primera categoría tenga mejor sabor. Algunos ejemplos son las hierbas, las especias, el vinagre balsámico, el ajo y el aceite.


3. Alimentos procesados

Son los alimentos a los que se le añaden otros ingredientes como el aceite, el azúcar o la sal antes del envasado para poder modificar el producto o mejorarlo. Algunos ejemplos son las judías de bote o enlatadas, el pescado en lata, las carnes ahumadas, los quesos y el pan fresco. Estos alimentos han sido alterados, pero esto no significa que no sean saludables.


4. Alimentos ultraprocesados

Estos son productos manipulados industrialmente y suelen contener entre cinco y veinte ingredientes no provinientes del propio alimento, sino elaborados en su mayoría a partir de sustancias extraídas de otros alimentos o sintetizadas en laboratorios para mejorar y potenciar su sabor. Son fritos, cocinados a alta presión, moldeados y molidos. Contienen ingredientes añadidos por razones cosméticas (como colorantes) o sensoriales (como textura) y suelen contener conservantes, emulsionantes, enzimas y edulcorantes artificiales. Los alimentos ultraprocesados están llenos de calorías vacías y son nutricionalmente pobres. Su consumo excesivo se correlaciona con mayores niveles de obesidad, síndrome metabólico, colesterol alto e hipertensión, y con un nivel socioeconómico más bajo. Además, existen pruebas abrumadoras que sugieren que los productos ultraprocesados tienen efectos negativos en nuestra microbiota intestinal, así como en nuestro corazón y cerebro.


Ejemplos del consumo de alimentos ultraprocesados por país:

  • PORTUGAL: 10% 
  • ITALIA: 13 %
  • FRANCIA: 14%
  • ESPAÑA: 20%
  • FINLANDIA: 40%
  • ALEMANIA: 46%
  • REINO UNIDO: 50 %
  • EEUU: 70%


Como puedes ver, hay una clara diferencia entre los alimentos procesados y los ultraprocesados. Muchos alimentos procesados pueden ser saludables y ricos en nutrientes. Por ejemplo, la congelación es una buena forma de conservar los micronutrientes de las frutas y verduras, y muchos pescados en conserva tienen una densidad nutricional similar a los frescos. De hecho, el salmón en conserva contiene más calcio que el fresco.

Por el contrario, los alimentos altamente procesados suelen tener un alto contenido en calorías, grasas, sal y azúcar y ofrecen poca diversidad nutricional o beneficios para la salud, por lo que no se deberían consumir  en exceso o de forma habitual. Una de las razones por la que estos productos son tan populares es porque son extremadamente baratos. El coste de los alimentos ultraprocesados ha disminuido en las dos últimas décadas, en contraposición al coste de las frutas y verduras, que ha aumentado. La industria alimentaria obtiene enormes beneficios con los alimentos ultraprocesados, ya que utilizan ingredientes baratos y se producen en masa.

Los mismos productos e ingredientes pueden tener un valor nutritivo y un impacto muy diferente en nuestra salud dependiendo de su grado de procesamiento. Si te cuesta reconocer la mayoría de los ingredientes en una etiqueta, probablemente sea una señal de que el producto ha sido altamente procesado.

Intenta comer alimentos no procesados o poco procesados y hacer tus propias versiones de tus alimentos procesados preferidos como pizza, hamburguesas o dulces, tu cuerpo te lo agradecerá.


Déjame ayudarte a crear un plan nutricional y de estilo de vida que te ayude a alcanzar tus objetivos.