5 Nutrientes para Luchar contra la Depresión Estacional

18.12.2020


El invierno llega con menos horas de luz solar y con él puede aparecer la depresión estacional o el trastorno afectivo estacional (TAE). En la mayoría de los casos, los síntomas del trastorno afectivo estacional aparecen a finales del otoño o principios del invierno y desaparecen durante los días más soleados de la primavera y el verano. Los signos y síntomas del TAE pueden incluir:

  • Sentirse deprimido la mayor parte del día
  • Cansancio 
  • Bajos niveles de energía
  • Perdida de interés en actividades que normalmente disfrutas
  • Dormir más de lo habitual
  • Tener dificultades para concentrarte
  • Cambios en el apetito, especialmente deseos de comer alimentos ricos en carbohidratos
  • Aumento de peso


Aquí tienes algunos nutrientes y alimentos para incorporar a tu dieta para ayudarte a mejorar tus síntomas:

1. HIERRO

Los bajos niveles de hierro están asociados con la depresión, probablemente porque se sabe que las células cerebrales implicadas en la depresión absorben mucho hierro. El hierro se encuentra en la carne de animales, especialmente en la carne roja, pero también en las legumbres y en algunas verduras. El brócoli y la coliflor son especialmente buenos porque tienen un alto contenido de hierro y de vitamina C que ayuda a la absorción del hierro.


2. ALIMENTOS CON FOLATO

Los bajos niveles de folato están vinculados a un mayor riesgo e índices de depresión. El folato, también conocido como vitamina B9, se puede encontrar en muchos alimentos de origen vegetal, como las hojas verdes oscuras y las lentejas.


3. OMEGA-3

La mayor parte de tu cerebro está compuesto de grasa (60%), por lo que estos ácidos grasos son esenciales para su buen funcionamiento. También se sabe que reducen los riesgos de problemas de salud mental y sus síntomas a través de sus acciones antiinflamatorias. Puedes encontrar grasas saludables en pescados como el salmón, frutos secos como las nueces y semillas como el lino y la chía.


4. ALIMENTOS FERMENTADOS/PROBIÓTICOS

Un intestino sano es la clave para un cerebro sano. Investigaciones recientes han proporcionado una fuerte evidencia sobre papel de los microbios intestinales en la función cerebral, el comportamiento y la salud mental. Los alimentos fermentados como el kéfir, el miso y el chucrut están llenos de probióticos (bacterias buenas).


5. FIBRA 

La fibra es una parte importante de un microbioma intestinal sana porque es el alimento de las bacterias beneficionas. También reduce la inflamación en el cuerpo y estabiliza los niveles de azúcar en la sangre. La fibra se encuentra en alimentos vegetales como frutas, verduras y cereales integrales.


Déjame ayudarte a crear un plan nutricional y de estilo de vida que te ayude a alcanzar tus objetivos