DETOX ¿Qué es? ¿Cómo Hacerlo Naturalmente?

18.12.2020


Tu cuerpo está equipado con un sistema de desintoxicación natural que ayuda a eliminar los compuestos y desechos peligrosos de tu cuerpo. De esta manera, la piel expulsa las bacterias a través del sudor, los riñones filtran sangre eliminando desechos y exceso de agua produciendo así orina, los pulmones expulsan dióxido de carbono, los intestinos extraen nutrientes de los alimentos para excretar los productos de desecho, y el hígado elimina las toxinas del cuerpo.

Sin embargo, factores como el estrés crónico, hábitos poco saludables, la inactividad física y una dieta alta en alimentos ultra procesados pueden interferir con el sistema natural de desintoxicación de tu cuerpo, lo que hace más difícil eliminar las toxinas de manera eficiente.


¿CÓMO ES UNA DIETA DETOX?

Una dieta de desintoxicación saludable debe ser una forma natural de usar tu dieta y estilo de vida para maximizar el potencial de eliminación de toxinas de tu cuerpo. Una dieta detox natural implica eliminar los alimentos altamente procesados y poco saludables, aumentar la ingesta de alimentos integrales y nutritivos, añadiendo algunos alimentos altamente desintoxificantes,  todo esto unido a hábitos de vida saludables, para ayudar a tu cuerpo a pulsar el botón de reinicio y desintoxicarse adecuadamente. Lo mejor de todo, es que a diferencia de otras dietas de desintoxicación, este tipo de limpieza natural no acabará con tus niveles de energía, sino que puede incrementarlos, a la vez que aumenta tu motivación y te ayuda a sentirte mejor.


CONSEJOS DETOX DE NUTRICIÓN Y DE ESTILO DE VIDA

Aquí tienes 10 consejos para desintoxicar tu cuerpo de forma natural y ayudar a tu cuerpo a hacer exactamente lo que está diseñado, eliminar las toxinas.

1. Elimina azúcares añadidos

Reduce de tu dieta, en productos como dulces, pasteles, galletas y caramelos. En general, aspira a una dieta sin azúcares añadidos. Cambia las bebidas azucaradas como los refrescos y las bebidas deportivas por agua, agua con gas, té sin azúcar y asegúrete de mantenerte bien hidratada/o.


2. Elimina procesados

Elimina los alimentos muy procesados y refinados, como las comidas precocinadas, los aperitivos envasados y cambia las carnes procesadas como las hamburguesas y las salchichas envasadas por opciones mejores, como la carne de vacuno alimentada con pastos, el salmón de pesca salvaje y el pollo ecológico. Si sigues una dieta vegetariana o vegana, también hay muchos alimentos proteínicos de origen vegetal disponibles, incluyendo nueces, semillas, legumbres y productos de soja tradicionales como habas, tofu o tempeh.


3. Consume alimentos completos

Aumenta tu ingesta de alimentos integrales y productos crudos, incluyendo frutas, verduras, alimentos proteínicos saludables (carnes y legumbres) y cereales integrales.


4. Come alimentos, hiervas y especies desintoxificantes

Incluye más alimentos naturales con propiedades desintoxificantes en tu dieta, como las frutas del bosque, remolacha, pomelo, semillas de chía, frutos secos. Además consume plantas herbáceas (cilantro, diente de león, cardo mariano, raíz de regaliz, trébol rojo, té verde) y especias (cúrcuma, jengibre, cayena).

5. Añade algas detox a tu dieta

Añade alimentos altamente desintoxicantes a tu dieta como algas (espirulina y clorela). Una forma sencilla es incluirlas en tus batitos verdes o de fruta, así no notarás el sabor.


6. Ajusta tu horario de sueño

Ajusta tu horario de sueño para asegurarte de que duermes al menos siete u ocho horas cada noche, lo que permite que tu cuerpo se recupere y tenga tiempo para realizar procesos como el de desintoxificación.


7. Ejercicio

Mantente activo fisicamente con algo de ejercicio o movimiento diario suave, por ejemplo caminando, nadando o montando en bicicleta.


8. Reduce el Estrés

Minimiza tus niveles de estrés e incorpora hábitos de relajación en tu rutina diaria, como yoga, meditación o prácticas de mindfulness.


9. Usa productos Eco en tu piel

Usa productos de belleza y de limpieza naturales y ecológicos ayudará a su cuerpo a desintoxicarse de manera más eficiente.


10. Presta atención a tu batería de cocina

Muchas ollas y sartenes, especialmente las antiadherentes, están hechas de materiales reactivos y pueden filtrarse en la comida cuando se desgastan añadiendo una carga tóxica a tu cuerpo. Asegúrete de no usar ollas y sartenes viejas y rayadas. Observa tus sartenes con frecuencia y cuando empiecen a aparecer deformadas, descoloridas o rayadas, deja de usarlas. Empiece a cambiar poco a poco tu equipamiento de cocina por otro más seguro, como las sartenes y ollas de hierro fundido o acero inoxidable.


Déjame ayudarte a crear un plan nutricional y de estilo de vida que te ayude a alcanzar tus objetivos.